lunes, 18 de agosto de 2014

Día 3: Williams, Grand Canyon y Flagstaff


El tercer día del viaje por Estados Unidos había llegado y como no teníamos el desayuno incluido en el hotel decidimos ir a buscar algun sitio en el centro del pueblo. Nos llevamos una grata sorpresa al ver el centro, ¡era genial! El tipico pueblo de la america profunda que vemos en las peliculas. En realidad solo era una la calle principal y se ve que vivien del turismo y esta llena de tiendecitas donde comprar cosas de la Ruta 66 pero estan hechas de un modo que no parecen las tipicas tiendas de souvenirs de cualquier otro lugar. 

Entramos en una tienda donde tenían ¡de todo!. Allí compramos algunos regalos para llevar a amigos y familia. Después de pagar, la mujer (bastante peculiar, de unos 60 años vestida como si fueran los años 50 y muy maquillada) nos dijo que podíamos hacer rodar la ruleta y en base al numero que sacábamos nos tocaba un regalo u otro. Andrea me dejó tirar a mi y me tocó el premio especial: un anillo con un brillante. 

Después de comprar estos regalos cruzamos la calle y entramos en un bar de pueblo en el que servian unos desayunos realmente a la americana ¡TODO ERA ENORME! Nosotros decidimos desayunar a lo tradicional con un cafe y unas cookies ya que no nos veíamos capaces de comernos esos burritos inmensos que se estaban comiendo la gente local. En la mesa de al lado teníamos a dos hombres y un niño vestidos con ropa de trabajo que se estaban comiendo unos platazos inmensos, esos tres parecian recién salidos de una película.


Después de pasear fuimos a buscar el coche para ir rumbo el Grand Canyon pero antes vimos que había una concentración/exposición de coches clásicos puestos a lo largo de la calle principal así que decidimos ir a verlos. Eran realmente preciosos y estaban todos muy bien restaurados. Había Mustangs, Buik, Chevrolets, Dodge...





De Williams al Grand Canyon habrá una hora en coche más o menos. Antes de llegar al ingreso del parque hay una "mini ciudad" (Tusayan) donde se encuentran los hoteles, restaurantes, gasolineras, el aeropuerto... 

La entrada del parque es parecida a un peaje solo que las casetas son de mandera y en cada una de ellas hay un/a ranger que te explica un poco como funciona y te da la información del parque. La entrada al Grand Canyon son 25 $ por coche (da igual si váis 2 o 4) y es valido durante 7 días pero si vas a visitar más parques nacionales te conviene coger el pase anual que son 80$ pero puedes entrar en todos ellos sin tener que pagar 25$ en cada uno de ellos. De todos modos el ranger de la puerta te da todas estas opciones, te lo explica todo muy bien y podéis hacer las preguntas que sean.



Llegamos al parque a las 2 y a las 4.30 teníamos que estar en el aeropuerto de Papillon para coger el helicoptero que nos iba a hacer la ruta por el Grand Canyon desde el aire así que al entrar fuimos directamente al Visitor Center para ver como funcionaba todo y los horarios ya que no teníamos mucha información al respecto.  

El parque está abierto 24 horas y hay distintos puntos en los que ver el canyon. Hay unos shuttle bus (gratis) que te llevan hasta los distintos puntos. En total hay 4 líneas distintas así que podéis hacer la que más os guste. Os recomiendo que vayáis al Visitor Center porque fuera podréis ver imagenes de todos los puntos y así ir al que más os guste. Además dentro hay unos rangers que os pueden aconsejar sobre que ver y a que horas.


Nosotros decidimos ver primero los puntos que estan cerca del visitor Center (se va andando, está a 5 minutos a pie más o menos). Cuando ves por primera vez el Grand Canyon en directo es una sensación indescriptible, se te ponen los pelos de punta. Os puedo asegurar que por muchas fotos que hayáis visto, nunca lograréis haceros una idea de lo que es eso. Las fotos no logran captar lo que realmente es. ¡Vale mucho la pena ir a verlo al menos una vez en la vida!




Después de hacer las primeras fotos decidimos ir hacía Tusayan otra vez para no llegar tarde a nuestra cita con Papillon pero ibamos a volver más tarde al Grand Canyon para ver la puesta de sol desde alguno de los puntos a los que se acceden con el shuttle bus. Cuando llegas a la terminal de Papillon te pesan para pdoer establecer en que posición del helicóptero vas a ir (hay 2 sitios delante y 4 detrás, al menos en los EcoStar en los que ibamos nosotros). Papillon tiene dos tipos de helicóptero y nosotros decidimos coger el que costaba un poco más ya que es una experiencia que quizá hagas solo una vez en la vida. Si miráis en la página web veréis todas las opciones que hay pero nosotros pagamos sobre unos 160€ por cabeza. 



Después de la vuelta en helicóptero - unos 30 minutos - volvimos hacia el parque y decidimos coger el shuttle bus para ir a ver la puesta de sol desde el Hopi Point, primero tuvimos que coger la linea azul y luego hacer transbordo para coger la roja. No os puedo aconsejar si hay uno mejor para ver la puesta de sol pero la guia dijo que era uno de los más bonitos para esa hora así que decidimos bajarnos allí. 
Es increíble la de gente que se junta allí a esa hora. (Si queréis saber a que hora exacta es la puesta de sol lo podréis ver en el Visitor Center, allí tienen una pantalla donde pone la hora exacta).

Al volver tuvimos que hacer cola para poder volver en autobus y allí nos encontramos al grupo de chicas y el chico que nos pidieron que les hicieramos las fotos en la Ruta 66 ¡qué casualidad! 

Una vez llegamos al parking cogimos el coche y pusimos rumbo a Flagstaff. Antes de ir al hotel (otro de la cadena Ramada) fuimos al centro a buscar un sitio donde cenar sin que fuera Fast Food ya que no habíamos comido nada en todo el día, solo una bolsa de patatas. Cenar a las 10 de la noche en uno de estos pueblos es casi una misión imposible. Al final encontramos un pub donde había mil pantallas de televisión donde daban el futbol americano y allí nos sirivieron algo para comer, la cocina estaba cerrada pero sus aperitivos son realmente como una cena, al menos para mi. 

De allí ya nos fuimos directamente al Hotel ya que nos esperaba una larga jornada al día siguiente: Monument Valley, Antelope Canyon y Horseshoe Bend.


2 comentarios:

  1. Increíble, me alegro que la esteis pasando genial en vuestro viaje.. saludos :*

    ResponderEliminar